Jon Reed Falconia

Jon Ander Fernández construye sus rimas a partir de obras como La Diligencia, Los Caballeros del Zodiaco o Ciudadano Kane

Por Aida M. Pereda

Falconia es el escenario de la utopía. Y es en la ensoñación de ese territorio, donde Jon Ander Fernández se transforma en Jon Reed, haciendo alusión a John (Silas) Reed (1887-1920), reconocido periodista y activista comunista estadounidense, que en ‘Diez días que estremecieron el mundo’ narró la Revolución de Octubre desde su experiencia vivida en primera persona.

Falconia es, además, el single que da nombre al primer trabajo musical de este joven portugalujo, también periodista de formación, que debutó hace cinco años en la política como concejal de Elkarrekin Podemos en su pueblo y es ahora responsable de prensa del partido en el Parlamento Vasco.

Su debut ha sorprendido a muchos, pero lo cierto es que su círculo más cercano era conocedor de su pasión por las rimas. En sus auriculares nunca faltan Los Chikos del Maíz o Kase O., así que no es de extrañar que haya dado el salto al género del rap.

Su carta de presentación viene envuelta en un disco personal, compuesto por ocho canciones -o “cicatrices” como él mismo las llama-, donde reúne más de un centenar de referencias culturales que forman parte de su mundo interior. Así, en sus composiciones no faltan guiños al cine, la música, la literatura y el anime, que marcan el ritmo de sus experiencias personales.

En su primer single, Jon se sube al ring de boxeo de Bilboboxing, en Otxarkoaga, para demostrar que su combate con la la música no ha hecho más que empezar.

Videoclip de Falconia, single debut de Jon Reed.

-¿Por qué elegiste el pseudónimo de Jon Reed para presentarte en la música?

-Al principio me planteé usar mi nombre real, pero al final preferí buscar un alias, pues al hacer esta diferenciación entre mi persona y mi dimensión artística, tengo más libertad a la hora de componer las letras y puedo soltarme más

Escogí John Reed porque lleva mi nombre y porque además de ser periodista, como yo, escribió ese libro de la Revolución Rusa que me ha gustado desde siempre. 

-Además, Falconia, el nombre del disco, tiene un significado especial para ti…

-Sí. Es el nombre de un reino que está inscrito en una obra manga de Kentarō Miura, ‘Berserk’. En Falconia todo es posible, no existe la maldad y se alcanza una especie de utopía. Y ese lugar, que es el sueño de uno de los personajes, representa en mi obra una especie de utopía y hace referencia al lugar donde he creado estas ocho canciones

Este universo de rimas está vertebrado en Falconia, que es una especie de hilo conductor, donde voy hablando de todas mis aficiones y de mi mundo interno.

No fue hasta hace dos años, cuando escribí la letra de ‘Glaciares’, cuando empecé a creer que tenía un nivel suficiente para enseñarlo

-Empezaste hace dos años a dar forma a las canciones del disco, pero en realidad llevas escribiendo y rapeando desde niño.

-Sí, las primeras rimas las empecé a escribir en el instituto. Me quedé alucinado con Kase O., de Violadores del Verso, y fue a partir de escuchar su disco ‘Genios’ que empecé a soltar mis rimas en un cuaderno.

Antes de entrar en la universidad, que estaba trabajando de electricista, empecé a tomármelo un poquito más en serio, con letras bien escritas sobre instrumentales que rapeaba con colegas.

Pero no fue hasta hace dos años, más o menos, cuando escribí la letra de ‘Glaciares’, cuando empezó a sonar ya la cosa más seria y, confiando en que podía tirar para adelante, empecé a creer que tenía un nivel suficiente para enseñarlo. Y a partir de esa letra fueron saliendo las demás. ‘Falconia’, en realidad, fue la última que escribí y ahí fue cuando supe que se iba a llamar así el disco.

Jon Ander Fernández grabando su videoclip de Falconia en un gimnasio de Otxarkoaga, en Bilbao.

-Tal y como nos contabas, hay muchas referencias culturales en el disco, demostrando que el rap también puede ser 

-Sí, pero no ha sido algo muy premeditado tampoco. Una vez grabado sí me di cuenta de la cantidad de referencias que hay, pero mi intención no iba más allá de hablar de mis aficiones y de lo que me gusta. De Billy Wilder o ‘Memento’, a ‘Donnie Darko’, ‘Siete años en el Tibet’ o incluso Harry Potter y Los Caballeros del Zodiaco.

-¿Crees que podremos hallar puntos en común entre tu faceta política y musical?

No quería hacer rap político. Hay quienes me conocen por el trabajo que he desempeñado, pero he tenido tal sobresaturación de política estos últimos años que no me ha salido escribir sobre eso

Aunque es cierto que en alguna canción hablo de marxismo o de los medios de comunicación de forma expresa, en las demás creo que la política aparece de forma transversal en mis letras. Igual, en el futuro, sí me da por escribir sobre política, pero por el momento, en mi carta de presentación, no.

Estoy preparando nuevas canciones y en todas ellas hablo de un camino, el de la música, que acaba de empezar para mí

-Ya estás pensando incluso en un segundo trabajo aprovechando que estamos en un momento complicado pero que a nivel creativo da para mucho.

Sí. Tengo ya cuatro temas cerrados que he grabado en el estudio de Mamba Beltza de Santutxu y espero presentar algo ya para el verano o en septiembre. Son canciones donde también hay bastantes referencias, porque aunque quería quitarlas y hablar más de lo personal, me sale así, supongo que es mi estilo o mi forma de abordar la música. Y en todas ellas hablo de un viaje, de un camino, el de la música, que acaba de empezar para mí. 

-Entonces Falconia es sólo el pistoletazo de salida…

-Sí, así me lo tomo yo. Tengo ganas, porque es una cosa que siempre he hecho, pero ahora, que me estoy soltando, veo que a la gente le está gustando, así que me quedo contento con eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *